Sobre la guerra contra el P2P

Respuesta de Enrique Dans en un encuentro digital en El Economista:

Mininova, Pirate bay… ¿parece que la presión de las empresas de gestión de derechos va haciendo efecto?

«La presión de los intermediarios de la cultura surte un efecto: el de fortalecer el intercambio P2P. Si te fijas, por cada web que deja de funcionar, aparecen cinco o diez nuevas, en realidad la presión represiva favorece el desarrollo de nuevas alternativas para los usuarios. Pirate Bay no ha cerrado, simplemente se ha reconvertido en un verdadero P2P embebido en el cliente que te instalas. Y Mininova deja de ser interesante, pero ya se están publicando decenas de alternativas. Parar esto es IMPOSIBLE.»

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *